Llamamiento a los estudiantes universitarios

El 22 de Mayo, Huelga Educativa

Como ya sabréis por los medios, los estudiantes de la Universidad de Sevilla han decidido pasar a la ofensiva y convocar un parón académico tras dos semanas de Asambleas multitudinarias y votaciones. Se han cumplido todos los requisitos que exige el reglamento y así lo acaba de comunicar el Rectorado esta mañana a toda la comunidad universitaria: 23 Facultades de 25 a favor, 2 en contra, de las cuales 14 estaban a favor del parón indefinido y finalmente 19 votaron que sí a dos semanas como propuesta de consenso. Más democrático y con una mayoría tan amplia imposible, aunque la Caverna prefiera mentir en uno u otro medio.

Evidentemente, esto hubiera hubiera sido más difícil sin la estructura asamblearia del Consejo de Alumnos de la US y sin el derecho al paro académico reconocido en los Estatutos tras la lucha estudiantil de los 80, derecho que nos hizo ser muy críticos con el anterior Gobierno por no aparecer en el Estatuto del Estudiante. He de reconocer que jamás he visto asambleas tan multitudinarias. Han participado miles de personas y no han votado cualquier cosa: están dispuestos a perder clase y parar la Universidad si el Real Decreto no se echa para atrás. Un gesto de valentía y solidaridad, un decidido paso al frente que está siendo apoyado por colectivos y asambleas del PDI de la Universidad. Por otro lado, somos conscientes de que un paro académico a final de curso y sólo con la Universidad Pablo de Olavide tiene sus riesgos, pero los estudiantes han decidido eso y lo haremos de la mejor manera posible para no poner en peligro la lucha estudiantil.

Ante la pregunta de si sirve de algo cerrar las Universidades, respondemos con los hechos. Hacer manifestaciones y ya está sirve realmente de poco: en Canadá han conseguido que la Ministra de Educación dimita tras meses de huelga estudiantil y en Chile han conseguido reformas a favor de los estudiantes tras todo un curso de parón académico. Sin ir más lejos y a menor escala, los derechos reconocidos en los Estatutos de la US fueron tras una lucha que duró varios cursos.

Como la Universidad de Sevilla es la Universidad más grande de Andalucía y la segunda del Estado, estamos ante un hecho importante para el resto del sistema universitario. No tiene sentido si la Universidad de Sevilla y la Pablo de Olavide son las únicas que paran, por lo que hacemos un llamamiento a que al menos el curso que viene no se abran la mayoría de las Universidades Públicas. Porque la educación no se vende, ¡se defiende!

One comment