O se les expulsa, o se les endeuda. Sobre las manifestaciones estudiantiles

Gila, sobre la factura del colegio: “Matrícula: 18000. ¿Donde lleva el niño la matrícula? “

Ayer volvimos a repetir en los medios un titular parecido al de la movilización del 25 de Abril: “Miles de jóvenes se movilizan contra los recortes en Educación”. Wert, por su parte, ha llegado a afirmar que los estudiantes no quieren protestar sino estudiar, que en Madrid han sido 30 (sic) y que las protestas se basan en prejuicios.

Como la nueva portada de “La Razón“, es evidente que es otra provocación de este tertuliano hecho Ministro, pero hay algo de razón en sus palabras. Ya el 2 de Mayo le quitó importancia a las protestas diciendo que “irán perdiendo fuerza”, pues sabe que las movilizaciones estudiantiles son cíclicas y que la propuesta de las tasas se hace siempre a final de curso, coincidiendo con los exámenes finales. Y aquí el Ministerio juega su baza, pues sabe que hay muchos estudiantes que preferirán estudiar ahora para no pagar unas tasas excesivas el curso que viene que plantearse si se puede cambiar o no.

Cualquiera que haya movilizado sabrá que en estas fechas es difícil hacerlo, por lo que el movimiento estudiantil debe aprender a anticiparse de manera estratégica para reaccionar con rapidez, saber manejar los ritmos y aumentar la “masa crítica” dispuesta a movilizar sin con ello agotar las fuerzas de los estudiantes.

Sobre la fecha del 10 de Mayo

Como ya dije en el anterior artículo, la fecha del 25 de Abril sale tras el último encuentro en Oviedo el primer fin de semana de Marzo, en el que se trasladan las diferentes fechas que están trabajando las Asambleas, Asociaciones o Consejos para movilizar. A casi dos semanas antes de la movilización, se pone en contacto con nosotros la nueva ejecutiva de FAEST (asociación estudiantil vinculada a Juventudes Socialistas) para cambiar dicha fecha ya que “no le da tiempo” a movilizar y proponen la del 10 de Mayo en conjunto con el Sindicato de Estudiantes.

Nos negamos por tres evidentes razones: la primera porque se había anunciado con mucho tiempo de antelación y ya se había ratificado en las diferentes ciudades, siendo materialmente imposible retrasar la manifestación. La segunda, porque si ya veíamos la fecha del 25 de Abril como una fecha complicada, la del 10 de Mayo la veíamos aún peor para movilizar y podría ser contraproducente. Y la tercera es que FAEST hace muchísimos años que no trabaja con el movimiento estudiantil, que no ha movilizado cuando ha habido razones bajo los gobiernos del PSOE y que ahora lo hace de manera oportunista. La unidad se construye dando pasos en el tiempo, no con carreras a última hora.

Sobre el Sindicato de Estudiantes, su actitud no nos coge por sorpresa. Organización con un nombre que lleva a engaño y que vive de un glorioso pasado, ha jugado muy sucio con el movimiento estudiantil gracias a su facilidad para salir en los medios y a su “maquinaria” burocrática, puesta ahora en peligro con los graves recortes del Ministerio de Educación a las asociaciones estudiantiles. A pesar de que tengo muchos compañeros que han pasado por dicha organización y que estoy de acuerdo en parte de su discurso, tienen más interés en vender el periódico de “El Militante” y en pasar la hucha que en trabajar dentro del movimiento estudiantil, además de tener el defecto (o la habilidad, según se mire) de hacer que un estudiante de instituto se memorice un discurso en un lenguaje que pocos entienden y que a muchos espanta.

Pero eso no quiere decir que no saliéramos a la calle el 10 de Mayo. Pensamos que hay que seguir movilizando y que no debemos dejar ni un milímetro de margen de maniobra al oportunismo. Por ello volvimos a repetir titular, esta vez con la diferencia de que MAE (organización surgida después de las movilizaciones contra el “Plan Bolonia” e integrada en la red de “Estudiantes en Movimiento”) apareció en la nota de prensa con la misma repercusión que FAEST o Sindicato de Estudiantes. Además con una sustancial diferencia: no hablamos sólo de expulsión del sistema universitario, sino también de endeudamiento.

La privatización de la Universidad no sólo tiene la cara de la elitización, también la de un futuro precario e hipotecado. La oportunidad de los Bancos de hacer negocio con los préstamos provoca que estudiantes estadounidenses se ahogen endeudados hasta el punto de que ya se habla de una nueva burbuja apunto de estallar. O que en Reino Unido no pare de aumentar la prostitución entre estudiantes universitarias para pagarse los estudios. Y es que en España, el Banco Santander no sólo es el principal interesado sino también “el principal aliado” de las reformas universitarias.

22 de Mayo, y después ¿qué?

Tampoco es una gran fecha la Huelga Educativa del 22 de Mayo, pero los sindicatos tienen sus ritmos y las diferentes Plataformas que se están creando trabajarán para ir todos en el mismo sentido, o eso espero. En algunas ciudades ya se han convocado encierros indefinidos, en otras como en Sevilla se están planteando parones de varios días o indefinidos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no va a ser la única subida de tasas sino que irá empeorando con el tiempo, y que habrá reformas legislativas que, entre otras cuestiones, eliminen la democracia en el sistema educativo. Esto ya lo hemos venido analizando a lo largo de estos añosno tardará mucho en venir. Así que, o damos un golpe contundente encima de la mesa el curso que viene de tal manera que nos permita construir una ofensiva o las cosas se pondrán más difíciles todavía.

Lo segundo que hay que tener en cuenta es como nos organizamos. Como coordinamos las diferentes estructuras (institucionales, asociativas y asamblearias) para actuar con rapidez pero también con el máximo consenso posible. Necesitamos arreglar estas cuestiones organizativas y lanzar una gran campaña de información, con acciones contundentes para el curso que viene, que vayan desde las simples movilizaciones hasta parones académicos de semanas, meses, o indefinidos, negativa a pagar las tasas, encierros, etc

Lo tercero es como hacerlo teniendo en cuenta a los demás movimientos sociales para dar fuerza a una necesaria oposición contra una serie de ataques en todos los frentes que tienen una misma lógica y persiguen un mismo fin. El aniversario del #15M está a menos de un día y nos puede permitir construir esta gran coordinación entre los diferentes movimientos sociales, renovar fuerzas, discursos y planteamientos. De esa manera, si el curso que viene “los de arriba” nos dicen que o la expulsión o el endeudamiento, nosotros contestaremos que o educación pública o barbarie 😉

0 comments