Hablemos de cuestiones de gobierno: hay que nacionalizar Telefonica

Movistar

Movistar fue la marca que creó Telefónica siendo empresa pública para las telecomunicaciones móviles (Moviline para la red analógica)

Ya que siempre se está debatiendo sobre lo electoral, hablemos de cuestiones de gobierno: hay que nacionalizar Telefonica. La mayoría de la gente de este país esta harta de los abusos de las compañias, sea por ser clientes o trabajadores de las principales compañias de telecomunicaciones del pais. Telefónica además representa la construcción pública de las telecomunicaciones, Telefónica era de todos y de todas. Lo cual tiene un sentido simbólico importante.

Pero es que además la infraestructura de Telefónica (que cuando se privatizó siguió manteniendo la red de cobre a toda costa como criterio de rentabilidad en la inversión) supone una recuperación de una infraestructura telefónica y de datos que podríamos decir de “guerrilla”. La gran debilidad de Telefónica por no haber invertido lo suficiente tras su privatización, puede ser una gran fortaleza: le han sacado punta a una tecnología prácticamente obsoleta. Y sus competidores también, en algunas cuestiones de una forma muy creativa.

Visto desde un punto de vista estratégico, haber “aprovechado” tanto el cobre ha servido para seguir siendo la red de telecomunicaciones del Estado que llega a más puntos del país. A lo que habría que añadir la infraestructura en antenas de telefonía móvil (la realidad de la inversión en fibra sigue siendo poco relevante en el corto plazo). Si estamos hablando de recuperar soberanía, es muy importante recuperar esa red desde un punto de vista no solo social, sino político (incluso en sentido militar). Hay que recuperarlo de los que nos lo robaron no sólo desde un punto de vista justo, sino pragmático.

Las condiciones de la nacionalización de Telefónica dependerá de la correlación de fuerzas, como toda la reforma institucional que necesitamos para romper con el régimen. Pero creo es posible una nacionalización rentable, en base a ofrecer mejores precios y condiciones (laborales también) que los competidores. A los que, por cierto, creo que no es necesario de momento nacionalizar, pero si regular de una manera más severa los derechos de los clientes y trabajadores.

Además se puede aprovechar que Telefonica está presente en paises latinoamericanos con los que podría haber acuerdos de varios tipos, incluso de venta. Estos acuerdos podrían suponer justicia en sentido de “desconolización”, depende de que y con quien se negocie, y posibilidades de obtener beneficio de cara a la inversión para quienes nos reprochen “de donde vamos a sacar el dinero”. Todo eso estaría por ver.

Pero tenemos que aprovechar la infraestructura “de guerrilla” mayoritaria para lanzar una ofensiva. Una parte muy importante de la población tiene acceso a Internet y al menos un móvil. De hecho somos un país con un mercado muy grande de “smartphones”. Mucha gente no dudaría ni un segundo en pasarse a una compañia que no busca el lucro, sino tratar las telecomunicaciones como si de un servicio público se tratase. Si algo he podido observar no sólo como cliente sino como trabajador de dos grandes compañias,  es que la gente está harta. Y la burguesía lo sabe, pero también sabe que las telecomunicaciones forman parte de nuestra vida diaria. Tenemos que darle la vuelta.

Si ganamos ese sector, aparte del de la banca u otras reformas, habremos ganado en favor de la mayoría. Y nos habremos guardado las espaldas. Hay que elevar las telecomunicaciones a servicio público. Hay que nacionalizar Telefónica.

0 comments